El Tecnologico UTN

Suecia desarrolló una autopista con rieles para impulsar vehículos eléctricos


Posteado el 13.04.2018


Un camión circula por el riel eléctrico de prueba que instaló Suecia para evaluar un sistema que le permita dejar de depender de los combustibles fósiles

De forma firme y paulatina las compañías automotrices apuestan a una transformación de su oferta de autos con vehículos eléctricos equipados con baterías de grandes dimensiones y capacidades para aumentar su autonomía de uso. En los mercados donde más desarrollada está esta tecnología los modelos suelen circular en entornos urbanos, y el gran desafío de los fabricantes está en mejorar los tiempos de carga o en optimizar al máximo el consumo sin resignar prestaciones en la conducción.

Para resolver este desafío en Suecia decidieron implementar un sistema de rieles que le suministran energía de forma constante a los vehículos eléctricos. Esta ruta electrificada, denominada eRoad Arlanda utiliza una tecnología de transmisión magnética, donde la electricidad se envía al vehículo por contacto mediante un riel ubicado en la carretera. El vehículo tiene que estar equipado con un brazo que se conecta al riel de forma automática.

El sistema detiene el envío de energía cuando el vehículo está detenido y recarga las baterías mientras recorre el trayecto electrificado. A su vez, esta carretera cuenta con un medidor de consumo de energía que debita el costo a la cuenta del conductor.

En primer plano, el riel eléctrico sobre el que viaja el camión 

La autovía de prueba fue desarrollada en dos kilómetros de un sector de 10 kilómetros que conecta la terminal de carga de Arlanda y el área de logística de Rosersberg. Si bien el sistema está siendo evaluado con un camión eléctrico, el riel eléctrico también admitirá otro tipo de vehículos.

Así funciona la autovía con riel eléctrico que desarrolló Suecia

 

 

El proyecto está a cargo de una compañía privada junto las autoridades de transporte de Suecia y está en una etapa de prueba. El objetivo de las autoridades busca cubrir 20 mil kilómetros de autovías de los 500 mil kilómetros de rutas que tiene el país escandinavo, una iniciativa que tendría un costo de más de 9,5 mil millones de dólares.

Una de las ventajas que destacan del sistema es que no requiere desarrollar una nueva infraestructura y la instalación del riel se puede realizar por tramos, sin interumpir el tránsito habitual.

Sin embargo, a largo plazo Suecia prevé que esta modalidad permitirá reducir al menos un 70 por ciento de las emisiones de CO2 y, de esta forma, dejar de depender de los combustibles fósiles en 23 años.

A su vez, el riel electrificado permitirá resolver el problema de la autonomía en las grandes distancias y, así, la industria automotriz podrá desarrollar vehículos eléctricos con baterías más pequeñas y económicas, suficientes para recorrer entornos urbanos.

El sistema de carreteras con sistemas electrificados no es nuevo en Suecia. Como si fuera un tranvía, Scania puso a prueba sus camiones eléctricos en una ruta acondicionada con una línea aérea que proveía de electricidad a sus vehículos.

 

FUENTE: LA NACIÓN

Compartir en Redes Sociales