El Tecnologico UTN

Moto Z: así es el smartphone con accesorios modulares de Lenovo


Posteado el 27.07.2017


SAN FRANCISCO.- En esta ciudad no sólo la temperatura apenas supera los 20 grados, sino que además se juega la Copa América. Claro, el tema es que el fútbol sigue sin entusiasmar a los locales. Pero en cambio, sí los motiva la tecnología. Al igual que en casi toda gran urbe occidental de este siglo, en la ciudad del Golden Gate y Alcatraz todo el mundo va caminando mirando la pantalla de su smartphone.


 

 

Ni que hablar si hay una novedad que promete sacudir el mercado, como lo es el lanzamiento de los smartphones modulares. Hace apenas unos instantes, Yang Yuanquing, CEO de Lenovo, anunció el lanzamiento de la familia Z de Motorola, los primeros celulares con accesorios modulares de la compañía: Moto Z y Moto Z Force. Siguen al LG G5, al Puzzlephone y, claro, al futuro Project Ara en el concepto de pensar un teléfono cuyas funciones básicas se pueden ampliar con un accesorio.

El anuncio en sí lo llevó a cabo el actor Ashton Kutcher, que consiguió arrancar suspiros de la platea femenina. Reconocido fanático de la tecnología, Kucher mostró este smartphone de última generación al que además se le puede, como un rompecabezas o, de forma más prosaica, como en una ensalada, agregar módulos (o accesorios) específicos (llamados MotoMods) para hacerlo aún más sofisticado.

El comprador tiene un teléfono base (pantalla de 5,5 pulgadas AMOLED con resolución Quad HD; procesador Qualcomm Snapdragon 820; 4GB de RAM, como el LG G5 y otros; batería de 2600 mAh; cargador ultrarápido -85% en 15 minutos-) y elige los accesorios que quiere agregarle, salvo que en vez de elegir entre rúcula y zanahoria, puede optar por poner un módulo de parlantes JBL que se acoplan a la parte trasera del celular y lo convierten en un equipo de música casi profesional, con un sonido envolvente y que, al menos en la demostración, sonó en forma sorprendente.

 

Otros módulos presentados en la Lenovo Tech World fueron el de un proyector, que permite reproducir lo que se está viendo en el celular en casi cualquier superficie, con gran sonido, con una hora de batería propia, que no afecta a la del smartphone; y otra que es una batería extra: un power pack que extiende la vida de la batería unas 24 horas. También hay módulos que cambian la estética del equipo, con texturas, colores y materiales para la parte trasera.

Encastrar los módulos es muy sencillo, no hay que reiniciar el teléfono (es plug and play) y la idea de Lenovo y Motorola es que los desarrolladores puedan diseñar los módulos que deseen, para ampliar la experiencia del usuario. La compañía dice, además, que mantendrá el formato por al menos dos generaciones, para preservar su compatibilidad a futuro.

Dos módulos: el picoproyector (izq.) y los parlantes JBL.
Dos módulos: el picoproyector (izq.) y los parlantes JBL.
Foto 1 de 3
 

Para acomodar todo esto, el equipo tiene un grosor de 5,2 mm y un cuerpo metálico. El hardware del smartphone se completa con un sensor biométrico en el frente (como el Moto G de cuarta generación) una cámara de 13 megapixeles con estabilización óptica de imágenes, foco láser y una apertura f/1.8; 32 o 64 GB de almacenamiento interno, ampliable con una tarjeta microSD, y una ausencia notoria: la del conector miniplug de audio, reemplazado por un adaptador USB-C (incluido en la compra), algo que parece ser una tendencia a la que se sube toda la industria. Corre Android 6 con los agregados clásicos de la compañía (órdenes verbales para controlar sus funciones, notificaciones en la pantalla de bloqueo, etc)

El lanzamiento del Moto Z será en septiembre a nivel mundial, aun sin precio definido, mientras que los módulos se venderán por separado. A la Argentina, según Lenovo, llega antes de fin año.

La compañía presentó una segunda versión, el Moto Z Force, con el mismo concepto y una pantalla ultra resistente, como el Moto X Force; por ahora sólo se venderá en el mercado estadounidense.

FUENTE:LA NACIÓN

Compartir en Redes Sociales