El Tecnologico UTN

Microsoft lanza un parche para solucionar de una vez los problemas de Windows 10


Posteado el 06.08.2019


Windows 10

Microsoft está buscando que el mayor número posible de clientes actualicen sus ordenadores a Windows 10, pero para ello necesita solucionar los problemas que se han detectado con la última actualización de mayo, que no ha salido tan bien como ellos esperaban. 

Para conseguir revertir estos problemas, la compañía ha anunciado que va a lanzar un parche para corregir una serie de fallos que impiden que los usuarios de dispositivos Windows puedan instalarse la última actualización. 

Este nuevo parche clasificado como KB4023057, tiene como objetivo mejorar las versiones de Windows 10 de los últimos meses (1507, 1511, 1607, 1703, 1709, 1803 y 1809). Además, tiene el poder solucionar de manera automática aquellos obstáculos que se encuentre mientras el sistema operativo se esté actualizando.

Estos son algunos de los problemas que vendrá a solucionar el parche KB4023057 y que Microsoft ha explicado en un comunicado público: 

  • Restablecerá la configuración de red si se detectan problemas, y limpiará las claves de registro que pueden impedir que las actualizaciones se instalen correctamente.
  • Reparará componentes del sistema operativo Windows deshabilitados o dañados que determinan si es aplicable la última de las actualizaciones de Windows 10.
  • Comprimirá archivos en el directorio de perfil de usuario para ayudar a liberar suficiente espacio en el disco y dejarlo libre para instalar las actualizaciones importantes.
  • Restablecerá la base de datos de Windows Update para reparar los problemas que podrían impedir que las actualizaciones se instalen correctamente. Así que, si detectas que el historial de Windows Update se ha borrado, no es un fallo, ésta es la razón. 

No obstante, el cambio más destacable reside en el hecho de comprimir archivos del directorio del perfil. Esta reestructuración no se realizará hasta que se actualice Windows 10 por completo y, además, todos los usuarios recibirán una notificación advirtiendo de la falta de espacio antes de comprimir nada. 

Este es el último intento que realiza el gigante tecnológico para impulsar la actualización de Windows 10 en la mayor cantidad de dispositivos posibles. Para ellos deben solventar algunos de los problemas que retrasaron el proceso y les obligaron a bloquear su instalación temporalmente para mejorar la compatibilidad. 

Una vez resuelto todo podrían seguir adelante con su intención de actualizar de manera automática todos los dispositivos, librando a los usuarios de tener que controlar este proceso.

 

 

 

Fuente: ComputerHoy

Compartir en Redes Sociales