El Tecnologico UTN

La lámpara que emite Internet a tu portátil usando la luz


Posteado el 10.01.2018


¿Cansado del Wi-Fi? ¿Piensas que es malo para la salud y buscas una alternativa? Si es así, o si estás cansado del Wi-Fi por cualquier otro motivo, esta lámpara podría interesarte. Se basa en la tecnología Li-Fi (Light Fidelity), una de las alternativas al Wi-Fi más conocidas. Básicamente se basa en transmitir datos a través de pulsos de luz inapreciables para el ojo humano pero que para un sensor electrónico, en cambio, sí que son apreciables.

Sobre el papel es muy buena idea: todo el mundo tiene luces en su casa, en cualquier parte, de hecho; y los cálculos indican que se podría llegar a alcanzar velocidades de hasta 224 Gbps, aunque en la práctica se queda en 1 Gbps (sigue siendo igualmente mucho más veloz que el Wi-Fi tradicional).

Pero tiene otras contraindicaciones: no siempre tenemos las luces encendidas (solamente por la noche) y si hubiera muchos dispositivos conectados no funcionaría (pues, en teoría, cada lámpara solamente podría funcionar con un solo receptor). Por lo tanto, la tecnología no es tan bonita como se pinta, sino que, al menos a día de hoy, es inviable usarla en casa a gran escala.

Una lámpara que emite Internet mediante luz

No está demostrado que el Wi-Fi sea dañino. De hecho, el Li-Fi no se ha diseñado e investigado para aquellos que busquen una alternativa no añina al Wi-Fi, sino para aumentar la velocidad, pero igualmente ha atraido a muchos que quieren seguir teniendo conexión inalámbrica sin necesidad de pasar por el aro del Wi-Fi y sus (poco, pues no se ha podido demostrar) posibles contraindicaciones médicas.

 

Esta lámpara, que funciona con Li-Fi, y que ha sido probada en hospitales libres de Wi-Fi, se presentó en el CES 2018 que se está celebrando ahora mismo en Las Vegas, Nevada (Estados Unidos). Estéticamente es como cualquier otra, pero realmente se trata de un emisor de Internet por medio de Light Fidelity.

 

Oledcomm es la compañía francesa que está detrás y el producto en sí recibe el nombre de MyLiFi Pro. Permite ajustar los colores de la luz y necesita de un receptor instalado allá donde se vaya a usar. El receptor no pasa para nada desapercibido. De hecho, se nota bastante (es del tamaño de un Chromecast y tiene que quedar a la vista de forma obligatoria).

El precio es un impedimento muy importante, pues cuesta 1650 dólares (unos 1380 dólares), demasiado como para ser un router ‘libre de radiaciones’ (la luz al fin y al cabo también es un tipo de radiación, e incluso parece afectar a las personas ‘radiosensibles’, pero no a todos). La podemos encontrar a la mitad de precio en Indiegogo.

 

FUENTE: OMICRONO

Compartir en Redes Sociales