El Tecnologico UTN

Las papas pueden crecer en Marte


Posteado el 13.03.2017


La papa, el tercer cultivo alimenticio más importante del mundo, puede ser nuestra fuente de sustento en una futura estancia en el Planeta rojo. Los resultados preliminares de unos experimentos realizados por el Centro Internacional de la Papa (CIP) en Lima (Perú) han confirmado que las papas pueden crecer en las duras condiciones atmosféricas marcianas.



No estaba tan equivocado Matt Damon en la película "The Martian", con su idea de plantar patatas para sobrevivir. El experimento real comenzó hace más de un año, cuando se plantó un tubérculo en un ambiente confinado CubeSat, un contenedor herméticamente sellado que suministra agua rica en nutrientes, controla la temperatura según el día y la noche marcianos e imita los niveles de presión de aire, oxígeno y dióxido de carbono del planeta. Los sensores monitorean constantemente estas condiciones y las cámaras de transmisión en vivo graban el suelo para no perderse el brote de la papa. El experimento puede seguirse aquí en directo.

«Si los cultivos pueden tolerar las condiciones extremas a las que los estamos exponiendo en nuestro CubeSat, tienen una buena oportunidad de desarrollarse en Marte», afirma Julio Valdivia-Silva, investigador asociado del Instituto SETI y la Universidad de Ingeniería y Tecnología (UTEC) en Lima. «Vamos a hacer varias rondas de experimentos para averiguar qué variedades de papas lo hacen mejor. Queremos saber cuáles son las condiciones mínimas que una papa necesita para sobrevivir», explica.

 

Walter Amoros, investigador del CIP, cree que una ventaja de la papa es su gran capacidad genética para adaptarse a ambientes extremos. En 2016, el CIP llevó suelo similar al de Marte recogido en el desierto de las Pampas de la Joya, en el sur del Perú, a su estación experimental de la Molina, Lima. Allí, vieron que las patatas podían crecer en este suelo seco y salado si se les ayuda con suelo fertilizado para su nutrición y estructura.

Los científicos creen que los futuros colonizadores de Marte que deseen sembrar papas tendrán que preparar el suelo con una estructura suelta y nutrientes para permitir que los tubérculos obtengan suficiente aire y agua. Una de las variantes que mejor se desarrolló era muy tolerante a la sal, procedente de un programa de mejoramiento del CIP para la adaptación a tierras bajas subtropicales que también ha sido cultivada en Bangladesh en áreas costeras con suelos de alta salinidad.

Amoros señaló que independientemente de sus implicaciones para las misiones a Marte, el experimento ya ha proporcionado buenas noticias sobre el potencial de la papa para garantizar la seguridad alimentaria en ambientes extremos de la Tierra, como áreas «que están siendo afectadas o serán afectadas por el cambio climático».

FUENTE: ABC

Compartir en Redes Sociales